Tiempo estimado de lectura de 13 a 16 minutos

Esclavo de mis vecinos. (capítulo 4)
Escrito por duq

CAPITULO 4

(se recomienda leer los anteriores)

Repase una y otra vez mi cuerpo, vi que estaba como se me había ordenado y termine de secarme bien, me puse de nuevo el collar y salí al porche, donde estaban mis Amos, ella estaba mirando mi móvil y él se entretenía con una revista.

Me puse de rodillas entre ambos y esperé a que me prestasen atención.

- Ponte en pie perro, que te veamos bien, dijo mi Ama, repasando que la depilación era la correcta incluso por debajo de la jaula.

Mi Amo se dedicó a examinar mi culo, abriendo y comprobando que no quedaba ni un pelo, su aprobación fue darme un par de azotes fuertes para dejar la marca rojiza de su mano en mi trasero.

- Voy a disfrutar mucho con ese culo Yeni, azotándolo y follandolo, te ha quedado genial de suave así sin pelos, así quiero que lo mantengas, no te valdrán excusas, así debes tenerlo siempre.

- El resto del cuerpo también, apostillo mi Ama, y no me importa si debes depilarte una o diez veces al día, pero así has de mantenerlo, es como lo deseamos.

- Si mis Amos, así estará siempre.

- También debes cuidar y mucho el estar muy bien afeitado todos los días y te digo lo mismo, decía mi Ama, no me importa si has de afeitarte una o tres veces al día, pero que sepas que hoy he notado tu barba en mis muslos mientras me hacías el servicio oral y eso no es admisible, ni te está permitido.

- Me afeito todos los días mi Ama, pero esta mañana he madrugado mucho y ya por la tarde se nota la barba Señora, es que la tengo muy cerrada.

- Te he dicho y no lo volveré a repetir que no me importa lo que tengas que hacer, solo hazlo, es como lo quiero y punto. De todas formas lo consultare con Luisa mi amiga la del centro de belleza que me ayudara contigo y tus cambios y también con Adela ya que ella controla todas estas cosas y veremos si hay algún tipo de tratamiento o remedio para esos pelos, que creo recordar que me hablo de unas hormonas que solucionaban este problema.

- Si mi Ama, gracias mi Ama.

- Sigamos sabiendo cosas sobre ti perro, dijo mi Ama, conociéndote un poco más, dime, tienes algún tipo de limite? algo que sea un problema para ti?

- Creo que solo la sangre y lo extremo mi Ama, todo lo que no sea legal y sea extremo no me va, la sangre tampoco mi Ama y el resto de cosas supongo que las habrá que me gustaran más, otras menos y otras nada, pero siempre y cuando sean soportables no me importa probar.

- De tu experiencia con hombres, dime, hay algo que no hagas?

- No tengo mucha experiencia con hombres mi Ama, he tenido que complacer solo a un par de ellos, así que poco puedo decir, pero no creo que rechazara nada, al menos no antes de probar.

- Quién lo diría, dijo mi Amo sonriendo, que apenas tienes experiencia con hombres habiendo recibido y disfrutado de una excelente mamada tuya perrita.

- Veamos perro la pregunta se refería y era mi interés a que si solo te has limitado a satisfacer a un hombre comiéndole la polla y el culo, que si habías hecho algo más o era un problema para ti, por ejemplo lamerle los pezones, el cuello, las axilas, besarlo, etc., a eso me refería y eso me interesa.

- Bueno como ha comprobado no tengo problemas en besar y lamer los pies del Amo, del resto del cuerpo solo lo he hecho levemente durante un masaje que tuve que dar con mi boca, ahí probé muy sutilmente los pezones, cuello, axilas, etc., que para mí no represento mucho problema pero por el resultado que obtuve sí que lo represento para el Señor al que estaba sirviendo.

- Bueno es que hay gente que limita la bisexualidad a los genitales.

- Probablemente Señora, ya le digo que no tengo mucha experiencia.

- No me has respondido a lo de besar a un hombre.

- Perdón mi Ama, no, nunca lo he hecho y no creo que tuviese problema si encuentro el deseo en el receptor.

- Ve tomando nota perrito, así iras haciendo acopio de cuáles serán tus tareas porque es lo que nos gusta y deseamos, las axilas son muy fetiche para nosotros, para ambos y además los dos somos muy besucones, es decir, probaras lo que nunca has probado, ya que tanto tu Amo como yo te besaremos cuando nos apetezca y como nos apetezca, lo que esperamos de ti es que tu lengua responda como lo ha hecho en nuestros genitales y nos proporcione placer, así como te ofreceremos cuando nos apetezca nuestras axilas, sudadas o limpias, depiladas o no, con o sin desodorante, da igual, lo que esperamos de ti entonces es que otra vez tu lengua actúe besando, lamiendo y adorando esa parte de nuestro cuerpo, de igual manera nuestros cuellos recibirán tus atenciones y lengüetazos cuando así lo deseemos.

A tu Amo y a mí, nos encanta que nos den masajes y también masajes orales, que se detengan en los pezones que son para él y para mí una zona muy erógena y placentera, a él le gusta que a la vez que le estén chupando los pezones le estén meneando la polla y acariciando los cojones.

Lo de acabar en la boca eso ya lo has aprendido esta tarde y es para tu Amo muy importante, así como que le limpien bien su polla y huevos una vez que haya follado o se la hayan mamado.

También espero que hayas aprendido que nos encanta escupir, pero no solo en la boca, llegado el momento te cubriremos la cara con nuestra saliva, tu acción inmediata será que la recogerás y tragaras toda, eso es lo que queremos de ti en este aspecto, de igual manera que si escupimos al suelo, a un plato o a una mesa, lo recogerás con tu lengua al instante, nuestras babas deben ser para ti como un rico manjar que no puedes dejar escapar.

Todo esto es parte de tu instrucción perro, el conocernos, el saber de qué manera nos proporcionaras placer, el conocer cuáles serán tus obligaciones a partir de hoy, el que te vayas adaptando a tu nueva situación y olvidando de tu anterior vida. Te exigiremos entrega absoluta, obediencia total y plena, que no nos cuestiones nunca, debes confiar en nosotros plenamente ya que nosotros cuidaremos de ti y así seremos capaces de crear la complicidad necesaria para que esta relación funcione como todos deseamos.

Habrá veces que tendremos que ser muy severos y muy estrictos contigo perro, para corregir tu conducta, para enseñarte, educarte y moldearte a como deseamos que seas, lo tomaras como parte de tu instrucción, de tu adiestramiento a nosotros, pero pese a la disciplina que te apliquemos o a los castigos que deberás sufrir, te queremos perro y te deseamos, por eso nos aplicaremos mucho en que te comportes como queremos.

La había escuchado y atendido con mucha atención, me gustaba saber lo que deseaban mis Amos de mí, lo que me esperaba en mi nueva vida. Solo se me ocurrió después de escuchar aquello besar los pies de Ama y los de mi Amo.

- Qué tal se te da la cocina perrito?

- No soy ningún experto cocinero mi Ama pero creo que me defiendo, al menos he sobrevivido a todo el tiempo que llevo viviendo solo y es mucho.

- Si tu nivel es aceptable te libraras de que te envié a un curso de cocina, ya que cocinar para nosotros es una de tus obligaciones, yo odio la cocina y tu Amo la mayoría de días no come en casa así que tampoco me he tomado interés en algo que no me gusta.

Todas las labores de casa son desde ahora responsabilidad tuya, parte de tus obligaciones serán el ser nuestra criada para lo que tu Amo desea que te compre un traje con cofia y desde luego no me desagrada nada la idea.

De momento no te vamos a feminizar, pero sí que en algunos aspectos tendrás cambios porque queremos que seas más femenino, en su momento te iras dando cuenta y te comportaras como te indiquemos.

Bueno, creo que va siendo hora de retirarnos a dormir, mañana nos espera un día muy largo, dijo mi Ama.

- A mí ya se me cerraban los ojos, la tarde ha sido intensa y muy gratificante, comento mi Amo, ven perrita y dame las buenas noches.

Me acerque a él y sumisamente besos sus pies, dándole las buenas noches y deseándole un buen descanso, entonces el me señalo su polla flácida que descansaba sobre su muslo, aún estaba completamente desnudo, intuí que debía besar su polla y eso hice, bese su polla y huevos, el me cogió de mi collar y acerco mi cara a la suya, mi boca a su boca y cuando sus labios estaban pegados a los míos sentí su lengua penetrando en mi boca, pese a quedarme cortado porque no lo esperaba mi lengua se entrelazo con la suya y nos dimos un apasionado beso.

- Besas muy bien Yeni, ya tenía ganas de probarte también en eso, ahora coge toda mi ropa y ponla en el canasto de la ropa sucia, que supongo que mañana te tocara colada, dijo mi Amo.

- Si le tocara colada entre otras cosas, pero perrita mi bikini y mi lencería la tendrás que lavar a mano, recuérdalo. Ahora subo al dormitorio cariño, voy a darle las ultimas instrucciones al sumiso.

- No tardes Merche, estoy rendido.

Retire toda la ropa esparcida por el porche y la deposite en el canasto que había junto a la lavadora en un cuarto pegado a la cocina, volví al porche.

- Ahora retira mi copa, el vaso de tu Señor y lo que queda por aquí, lo llevas a la cocina, lo friegas y terminas de fregar lo que antes te quedo de la cena, ya sabes que debes aprovechar estas horas en las que no te usaremos para recoger y limpiar además de la cocina, la casa y dejarlo todo perfecto, deja también el porche todo recogido, es donde me gusta desayunar a mí.

Tu Amo se ira temprano y no suele desayunar aquí, solo toma café y le gusta hacerlo fuera de casa, así que por él no te preocupes, cuando quiera algo tuyo ya te lo comunicara, a mí me despertaras a las 8 h. con un café solo que me llevaras a mi dormitorio, allí me asistirás en mi aseo personal, me pondrás una bata que ya te indicare y me prepararas el desayuno que tomare en el porche relajadamente, mi desayuno es café con leche corto, un zumo natural de naranja, un par de tostadas y un aguacate, después de eso me gusta fumarme al menos un par de cigarrillos, siempre debes tener mi tabaco y encendedor a mano. Te acordaras?

- Si mi Ama, he tomado nota mental de todo.

- Tú de momento solo podrás tomar un café por la mañana, es lo único que te voy a permitir, si me engañas o me mientes me enterare y sufrirás las consecuencias, y te aseguro que no te gustaran.

También he dejado en tu cuarto unas bragas rosas que van abiertas por detrás, dejaran tu culo al aire, son una especie de suspensores pero femeninos, cubren por delante y no por detrás, son las que usaras cuando te levantes y para estar por la casa mientras no se indique otra cosa.

Diciendo esto se puso en pie.

- Dime perrita, te ha gustado que tu Amo te besara?

- Si mi Ama, me ha sorprendido, pero me ha gustado mucho.

- Ya te dije que éramos muy besucones los dos, ahora me toca a mí, ven aquí esclavo.

Me puse en pie, me tomo del mentón, levanto mi cabeza y su boca entreabierta busco directamente la mía, su lengua era suave y fuerte, se juntó con la mía y otra vez recibí un apasionado y prolongado beso.

- Me gustas mucho perro, no la jodas que deseo hacerte mío, me dijo, ahora arrodíllate, besa mis pies y deséame buenas noches y dulces sueños.

Me puse de rodillas antes ella, aun con el sabor de su boca en la mía y bese con devoción sus pies, regalándole unos lametones en su empeine y bajando hasta sus dedos, le desee buen noches y que descansase.

Yo estaba excitado pero aquel aparato me impedía cualquier alegría, había pasado quizás una de las mejores tardes de mi vida y no podía desahogarme como quisiera, pero era feliz, muy feliz.

Hice todo lo que se me había encargado y me dispuse a dormir, sabiendo que el día siguiente seria decisivo para mis sueños y deseos.

Escuche a mi Amo salir, mire la hora y eran las 7,15 h., así que me levante, me di una ducha, me pase la espátula después de haberme dado crema, me afeite raspando bien y me puse una de las bragas rosa que me había ordenado mi Ama, fui a la cocina y me tome mi café, el día amanecía soleado, así que abrí ventanas en la cocina y me dispuse a preparar el porche y dejarlo todo en su sitio y limpio para mi Ama.

A las 8 h. en punto estaba de rodillas junto a la cama de mi Ama y su café en la mesilla, trate de despertarla suavemente, acariciando su brazo por encima del edredón.

- Buenos días mi Ama, espero que haya descansado.

- Buenos días mi esclavo Dan, dijo mi Ama abriendo sus ojos y llamándome así por primera vez, bésame los pies, me ordeno medio en sueños aún.

Trate de levantar el edredón por abajo para meter mi cabeza y besar sus pies, pero ella quito el edredón y se sentó en la cama, estaba radiante y preciosa, desnuda, con su poderoso pecho bamboleando frente a mí, sus pezones erectos y su reluciente sexo a solo un palmo de mi cabeza. Baje mi cabeza y bese sus pies mientras ella cogía el café y lo bebía a pequeños sorbos. Chupé todos sus dedos y percibí que se sentía complacida.

- Ponme las zapatillas y sígueme a cuatro patas, me ordeno.

La seguí como pude, es realmente complicado avanzar a cuatro patas!

Fui detrás de ella y pude admirar su sugerente y excitante culo, entro en el aseo de su dormitorio y fue directa al lavabo, se lavó un poco la cara y se dirigió hacia el inodoro, se sentó en la taza y me indico que me pusiese a su lado de rodillas.

La oía orinar,

- Eres escrupuloso perro?

- Creo que no mi Ama, soy de los que debo probar antes de decir no.

- No quiero que seas escrupuloso, en los planes que tengo para ti no me gusta que lo seas, porque me sucede como a ti, hay muchas cosas que quiero probar a realizar antes de decir que me va o que no, las imagino y me excitan, pero ya sabes que una cosa es imaginarlas y otra diferente hacerlas.

En ese momento había terminado de orinar y se puso en pie frente a mí, abrió un poco sus piernas y sonrió,

- Límpiame esclavo, déjalo todo limpito ya que quiero enseñarte a asearme bien mis zonas más íntimas para no tener que usar papel higiénico nunca más, me ordeno.

Era algo que deseaba y metí mi cabeza y lengua tratando de recoger hasta la última gota que quedase en su sexo, noté su mano en mi cabeza y presumía que le estaba gustando mi trabajo de limpieza.

- Muy bien perro, si llego a saber que lo deseabas tanto hubiese guardado un poco para ti, para que lo bebieses y tragases, pero no te preocupes esa será una de las cosas de las que creo que hoy te saciaras.

- Gracias mi Ama, acerté a decir mientras con su mano empujaba mi cabeza para sacarla de su glorioso altar.

- Ve al armario y saca mi bata roja, pónmela y bájate a prepararme el desayuno, ya sabes, en el porche.

Fui por su bata, se la puse y me retiré a la cocina a terminar de preparar su desayuno, en ello estaba cuando la oí pasar dirección al porche.

Lo puse todo en una bandeja y se lo llevé al porche, ella dio su aprobación y se puso a desayunar.

- Has tomado ya tu café perro?

- Si mi Ama, me levante cuando el Amo se fue y estuve preparando algunas cosas de su desayuno y me tome mi café, gracias.

- Bueno, pues ahí te he puesto un poco de pienso en tu cuenco, ve y desayuna.

Me acerque al cuenco y me paso como el día anterior, aquello como que no, además no es que tuviese mucha hambre yo creo que podría aguantar, en esas estaba allí a cuatro patas cuando mi Ama se puso tras de mi con un pitillo en la mano.

- No lo has probado, tu Amo se enfadará mucho y te aviso de que no es muy sociable cuando se enfada, deberías de hacer un esfuerzo y comerte lo que hay en el cuenco, te he puesto menos de lo que él me ha dicho para que te fuese más sencillo, pero ni por esas perro.

Yo ni me movía, escuchaba pero poco podía hacer, de repente sentí un azote con la zapatilla en mi trasero, otro, otro y otro, mi culo ya estaba caliente.

- No me estas dejando otra opción perro, tienes que aprender a obedecer.

Dicho esto otro zapatillazo y le siguieron bastantes mas, cuando ya apenas podía aguantar en esa posición y las lagrimas me saltaban sin yo quererlo, hundi mi cabeza y comencé a masticar aquellos granos de pienso que en realidad no estaban tan malos, ni eran tan horribles, cuando me di cuenta ya no quedaba nada de pienso en mi cuenco, he de reconocer que había poco, pero la zapatilla fue definitiva.

- Así me gusta perro tonto, me has obligado a darte con la zapatilla para que me obedezcas y eso no me gusta, pero aprenderás que solo hay un camino, obedecer y hacer lo que te indiquemos.

Diciéndome esto se sentó de nuevo y le dio un sorbo al café que aún le quedaba.

- Besa mi mano como muestra de agradecimiento por la educación que recibes perro.

Me ofreció su mano y yo la bese y adore con pasión y aun con alguna lagrima en mis ojos.

- Ya te dije que si no obedecías sufrirías las consecuencias y no me gusta repetirte lo que quiero que hagas, debe ser suficiente con que te lo diga una vez.

Dejare en tu cuarto una crema para cuando seas azotado, debes echártela y así no tendrás dolor innecesario.

- Gracias mi Ama.

- Cuéntame que sensación has tenido en el aseo cuando me has limpiado.

- Genial mi Ama, deseaba mucho probar su pis, su orina, su dorado néctar.

- Apenas lo has probado, solo fue limpiarme.

- Pero deseaba tener en mi boca ese sabor mi Ama, aunque solo fuese de unos restos, también darle a usted la confianza para que sepa que puede usarme para eso Señora.

- Eso está bien y lo has conseguido, ya sabes que hay cosas que al principio cortan mucho, pero tu Amo y yo deseamos mucho usarte de esa manera, ordenarte abrir la boca y darte nuestro pis, nuestra orina, que la tragues, que la bebas y la saborees, para nosotros es un acto muy íntimo con el esclavo y nos produce mucha complicidad.

- Estaré encantado de tragarla y saborearla mi Ama, la suya y la de mi Amo.

- Bueno, sonrió, también probaras algunas más, pero eso será después.

- En el aseo te dije algo y esperaba tu reacción perro, miedo o negación?

- No sé a qué se refiere mi Ama.

- Cuando te ordené limpiarme te dije que si lo hacías bien esperaba no tener que usar más papel higiénico.

Me puse rojo y me quedé sin saber que decir, fue un corte para mí en ese momento.

- Pensé que se refería a su orina mi Ama, solo eso.

- Bueno, ahora ya sabes que lo decía en un sentido más amplio, es algo que aunque me parece más fuerte o más extremo siempre ha tenido un cierto atractivo, interés, morbo en mí, y es de esas cosas que me encantaría probar, simplemente para comprobar si el resultado es tan morboso y excitante como el pensarlo, además el solo hecho de constatar, de saber que tu esclavo está dispuesto a hacer eso porque tú se lo pides es algo que refuerza el poder de una manera extraordinaria perro y ya sabes que el poder es la adrenalina de los Dominantes.

Una Ama vive y se alimenta de sus subidones, como cualquier Dom.

- La entiendo mi Ama, pero soy sincero con usted, no sé cómo reaccionaría y como reaccionaria mi boca y mi olfato, fíjese que nunca antes hubiese pensado que no era capaz de comer ese pienso, sabiendo que es perfecto para dieta humana y esas cosas, pero mi boca lo rechazaba y mi olfato también.

- Pero lo has comido … y ahí es donde yo voy.

- No sé qué decirle mi Ama, deseo mucho complacerla, pero no sé qué decirle.

- No tienes que decir nada ahora, solo estamos comentando. Además debes saber que mi morbo no está en verte comer o tragar, ni tan siquiera verte jugar con tu boca y mi caca, mi excitación viene de verte limpiar mi culo después de haber realizado mis necesidades.

- La entiendo y no sé qué decirle mi Ama, le propongo una cosa, para intentar complacerla, haga usted sus necesidades, límpiese con un poco de papel y la última limpieza déjesela a mi boca que mi lengua tratara de darle el máximo de placer limpiándola perfectamente.

- Me parece bien tu idea perrito y me encanta tu predisposición para complacerme es una gran avance en tu nueva situación, es una excelente idea para probar, quizás la ponga en práctica pronto, quiero y deseo que te sientas sometido a mí y a nosotros cuanto antes, con todo lo que hemos avanzado en tan solo un día tengo necesidad de sentirte como mi esclavo, que seas de nuestra propiedad y no un simple sumiso o perro.

- Mi Ama, mi entrega es total, usted y mi Amo son para mí lo que hace solo un día era una fantasía, un sueño irreal, por eso digo que son un regalo que pienso aprovechar al máximo y deseo que no se esfume.

- Eso significa que estás dispuesto a dar el siguiente paso ya y ser de nuestra absoluta propiedad? A ser nuestro esclavo a nuestro servicio, sin ningún derecho y decir adiós a tu anterior vida ya que no tendrás nada de vida que no sea decidida por nosotros, es así esclavo Dan?

- Si mi Ama, así es y estoy muy seguro de lo que digo.

- Bueno, esta decisión tuya lo cambia todo y acelera mucho las cosas y me agrada que haya sido iniciativa tuya porque como ya te he dicho nosotros lo tenemos claro y deseamos que seas nuestro, hoy cuando venga tu Amo te pondrás a sus pies y le suplicaras ser de nuestra propiedad, que seamos tus Dueños además de tus Amos, cuando el de su aprobación celebraremos una pequeña y breve ceremonia en la que pasaras de ser un simple sumiso a ser nuestro esclavo y nosotros tus Dueños de pleno dominio y derecho, firmaras los correspondientes contratos que ahora mismo llamare a tu Amo para que modifique, nos haremos cargo de todo lo que hasta ahora ha sido de tu propiedad y tu vida cambiara para siempre esclavo.

Seguiré domándote y adiestrándote ahora ya como nuestro esclavo y a partir de este momento y aunque aún no hemos oficiado la pequeña ceremonia que te he dicho, yo te tratare ya como esclavo de nuestra propiedad.

Tu nombre de esclavo y perro a partir de hoy será Dan y la marca que llevaras será {M&JM} que significa que eres propiedad de Mercedes y Jose Maria, así que tu nombre completo de esclavo será Dan {M&JM} y así iras identificado en las chapitas que llevaras en tu collar definitivo.

- Gracias mi Ama.

- Ahora recoge todo esto, déjalo en la cocina que luego fregaras y vamos a la ducha que se hace tarde y hemos de hacer muchas cosas.

Recogí todo y me fui tras ella a su dormitorio, allí atendí a lo que me decía para aprender a servirla por las mañanas, en su aseo personal y a la hora de vestirse, como una buena doncella, hubo cosas que no supe hacer bien y algún bofetón y pescozón me ayudaron a fijarme mejor y centrarme más en mis tareas con mi Ama.

Ella me comento que necesito disciplina y que cuando Adela le trajese todo lo que le había pedido haría un programa para planificar el aplicarme la disciplina física y corrección de conducta para que fuese más esmerado en mis tareas.

Me puso de rodillas frente a ella y comenzó a darme tareas y normas.

- Yo ahora me voy, tardara al menos un par de horas, ya que tengo que comprar muchas cosas, tú tienes muchas tareas y trabajo por realizar, quiero que la casa este perfecta, la cocina reluciente, la colada hecha, la piscina en funcionamiento, el jardín limpio de hojas, tu Amo te dijo no sé qué de la puerta del garaje y debes llamar al albañil para ver cuando puede venir para hacer la puerta de acceso a la otra casa, ahora te dejare tu móvil, para que llames a los profesionales que necesites y para yo tenerte localizado, pero ni una llamada más y si es que recibieras alguna ya me informaras cuando venga, no debes hacer nada que yo no te autorice, entendido?

Creo que no hace falta que te lo diga, pero te avisare, no te está permitido salir de esta casa que ahora es la tuya, así que se responsable con lo que haces, confiamos mucho en ti y esperamos mucho de ti, no nos defraudes.

Para estar trabajando en tus tareas te he dejado en tu dormitorio unos pantalones cortos y unas camisetas, ponte la que quieras, de momento y hasta que no te compre más ropa esa es la tuya, por supuesto nada de slip o bóxer, llevaras bragas, tú ya siempre llevaras bragas, bien como las que llevas abiertas por detrás o bien tangas de hilo o también te he dejado unas cuantas mías viejas encima de tu cama, ahora después te las ordenas en tu armario y ahora cuando salga te comprare más y alguna otra cosa que me guste para ti y te haga más femenina.

Y perrito mío, siempre tu collar, siempre debes llevarlo.

Otra cosa, si te hace falta comprar algo del exterior, de la ferretería o del material para el jardín, etc., luego lo vemos, pero tú lo encargas en nuestro nombre para que lo traigan, no pidas y no pagues nada, absolutamente nada, entendido?

- Pero Ama … yo pensaba tener algún detalle con Vds.

- Ya tendrás detalles de otro tipo, pero de eso nada, todo lo que necesites y todas las obras que hagamos como lo de la puerta de comunicación, lo pagaremos nosotros, no se habla más de este tema, punto, ha quedado claro?

- Si mi Ama.

- Abre la boca perrito.

La abrí como me ordeno y escupió en ella al menos tres veces y dos más fuera de ella, en mi cara.

Se quedo mirando mientras yo recogía su saliva con mi lengua y tragaba.

Con un dedo de su mano recogió algún resto que quedaba por mi cara y lo arrastro hasta mi boca, metiendo su dedo en mi boca para que lo chupase y lamiese.

- Me gusta tu actitud y tu progreso perro, me excitas y esa es la mejor señal de que todo va como debe.

Te ha gustado mi regalo? Te ha sabido bien?

- Me ha encantado mi Ama, me gusta todo lo que de usted viene y me ha resultado muy sabroso.

Complacida conmigo me dijo.

- Besa mis pies y muéstrame tu entrega que me voy.

Bese sus pies, sus cuñas y el empeine de su pie y se marchó.

Oí la puerta del garaje y el sonido de su coche mientras recogía la cocina y hacia mis tareas.

Hice la casa lo primero y para salir fuera fui a mi dormitorio a ponerme algo, allí estaba todo lo que mi Ama me había dicho, elegí unas bragas malva de encaje, un pantalón corto verde como de deporte, era femenino indudablemente, y una camiseta de tirantes celeste que también parecía muy femenina, bueno pensé que nadie me vería y para trabajar me servía.

En ese momento me acorde de que para reparar la máquina de la piscina me hacían falta unas herramientas, así que cogí las llaves de mi casa y primero pasé por el garaje de mis Amos para ver lo que ellos tenían de herramientas, la verdad es no mucho, así que me fui hacia mi casa, entre por mi garaje y cogí mis herramientas, una grasa para la puerta del garaje y varias cosas más que pensé me podrían hacer falta para esas pequeñas reparaciones.

Ya en casa de mis Amos, repare la máquina de la piscina y la puse en marcha, limpiándola de hojas, poniéndola a filtrar y poniéndole el cloro y pH adecuado por si mi Ama decidía bañarse, también repare la puerta del garaje que era solo cuestión de volver a meterla en su guía y engrasar la misma para que corriese y no se forzase y limpie el jardín de hojas prestándole especial atención a la zona donde están las tumbonas, mesa y sillones, por si mis Amos deseaban disfrutar de esa zona en este cálido día, lo deje todo limpio y dispuesto para ser usado.

continuara ...
agradezco comentarios y también criticas


Licencia de Creative Commons

Esclavo de mis vecinos. (capítulo 4) es un relato escrito por duq publicado el 14-09-2022 09:20:54 y bajo licencia de Creative Commons.

Ver todos los relatos de duq

 

 

25 No me gusta0
PARTICIPA!! Escribe tu opinión

MÁS RELATOS

 Mi educación como perra
 Escrito por Pandora

 La sumisión de Laura 2
 Escrito por joaquín

 Mi primer liguero
 Escrito por Menudaymona

 El premio (1)
 Escrito por joaquín



   ACCESO USUARIOS

   
   
   
   BÚSQUEDA AVANZADA