Tiempo estimado de lectura de 5 a 7 minutos

Usando a mi perra
Escrito por Dark Black

F: Hola Amo.
A: Hola, buenos días.
F: Buenos días Amo, estoy preparada para sus humillaciones.
A: ¿Cómo estás? ¿Tomaste la pastilla? ¿Seguiste los masajes? ¿Estrenaste el sacaleches?
F: Si la tomé, hice los masajes y el sacaleches no tenían.
A: Oh.
F: Me pasare hoy a ver.
A: Vale ¿Cómo te podría usar hoy? mmmm.
F: Como usted desee Amo.
A: ¿Tienes un consolador a mano?
F: Si tengo.
A: ¿Que pueda mantenerse vertical en una silla, por ejemplo?
F: De esos no tengo, pero puedo decir al cornudo o a una de las putas que lo aguante.
A: Podría ser. ¿Y tienes chinchetas?
F: Si tengo.
A: Pues pones el consolador vertical sobre una silla, la silla la llenas de chinchetas con la punta para arriba y te follas con cuidado. Si pones demasiada ansia... ya sabes que pasará.
F: ¿Quién quiere que me aguante el consolador?
A: La mano más pequeña posible, para que no te haga "de almohada".
F: ...a no ser... que le pida a Ama el suyo pero es muy, muy gordo.
A: ¿Te cabe?
F: Creo que si Amo.
A: ¿Chorreas puta?
F: Si Amo, chorreo.
A: Fácil, vas y lo "mides". Si entra, adelante.
F: Voy Amo.
A: Vamos puta, que quiero comprobar si eres masoquista como la puta de tu hija.
F: Si me cabe Amo.
A: ¿Y llega bien al fondo?
F: Sí.
A: Pues prepáralo todo.
F: Como mande... Ya está Amo.
A: Puedes empezar.
F: Si Amo, como mande.
A: Suave al principio, hasta que cojas tu ritmo.
F: Como me llena todo el coño, Amo.
A: Y además despacitoooo, para no clavarte. ¿Has llenado bien la silla?.
F: Sí está llena.

-- (T: Hola Amo, úsela, por puta y a todos nosotros también).
-- (A: Buenos días, ¿te hemos despertado? eso hago, usarla. ¿La ves?).
-- (T: Sí me toco viéndola Amo).

F: Me da mucho gusto Amo.
A: ¿Y aun no te has clavado nada?
F: Quiero saltar Amooo, por favor, despacio me mata.
A: Si saltas perderás la concentración y sufrirás.
F: Da igual déjeme.

-- (T: La puta de mi hermana también se da duro).
-- (A: Sabéis que acabara "clavada" ¿Verdad?).
-- (T: Si Amo lo sé. Me encanta verla así, ugfg me rompo toda).
-- (A: ¿Se clava?).
-- (T: Si Amo, tiene el culo lleno de chinchetas clavadas).

F: Coño, me clave unas cuantas. Ohm dios santo.
A: Salta puta, salta. Bueno, si quieres, claro, yo no te obligo.
F: Sí Amooo. Dios santo, me clavo todas Amo, que placer.
A: Va a resultar que eres masoquista también
F: Sí sí, lo soy, pegarme entre todos, por favor.

-- (A: Coged unos cinturones y azotadla).
-- (T: Uffff en serio).
-- (A: Si, creo que es masoquista, como tú).
-- (T: Voy Amo).

F: Así así, con los cintos, sí sí. Más fuerte. Clavarme chinchetas en las tetas dios santo.
A: ¿Y en el coño no ha caído ninguna?
F: Sí. Tengo.
A: Pero aun así no dejas de saltar...
F: Nooo, estoy a punto de correrme.

-- (T: Joder ya se a quién he salido, uffff como me pone esto.)
-- (A: Que se salga un momento y ponga las tetas sobre la silla).
-- (T: Si Amo como ordene. Y de paso le doy por el culo, quiero romperle el culo con mi arnés.)

A: Para un momento. Sal y pon las tetas en la silla.
F: Sí, ohh sí, ahora mismo.

-- (A: Pues estaría bien.)
-- (T: ¿Puedo?)
-- (A: Si.)
-- (T: Voy.)

A: ¿Quieres que alguna de tus niñas se siente en tu espalda?.
F: Sí, sí, quiero.
A: Díselo.
F: Voy Amooo.
F: Amooo, me follan el culooo.
A: Si, lo sé.
F: Se me clavan las chinchetas en las tetaaas y en los pezones me vuelvo loca.

-- (T: La voy partir.)
-- (A: Dale.)
-- (T: Sí la rompo toda jodeeer.)
-- (A: Y que tu hermana se siente sobre ella, para que se clave bien.)
-- (T: Ya se sentó.)
-- (A: Definitivamente ya sabemos de dónde has salido.)
-- (T: Uffff, siiii, siii, somos iguales.)

A: ¿Que tal así, con comecoños sobre tu espalda?.
F: No aguanto, permiso, permiso.
A: Aguanta puta ¿No dices que sin mi orden no puedes?.
F: Por eso le suplico me de la orden. O hacerme más daño que me esta gustando.
A: Grítalo, que te oigan suplicar.
F: Sí.

-- (A: Que dice?.)
-- (T: Esta suplicando que la pegue y suplica correrse.)
-- (A: Que tu hermana salte sobre ella, o la empuje, para que se clave bien.)

A: ¿Cómo estas puta?.
F: Perraaa, zorraaa, guarraaa.
A: correte.

-- (A: ¿Se corre?.)
-- (T: Sí y a chorros.)
-- (A: ¿A chorros? Ella no echaba chorros.)
-- (T: Pues me acaba de pringar los pies.)
-- (A: Bueno, evoluciona, supongo.)

F: Me corrooo. Tome, tome.
A: Buena esclava.
A: Me gustaría verte las tetas ahora.
F: Que orgasmo, dios santo.
A: Has echado chorros, parece ser.
F: Si Amo, lo hice.
A: mmmm, me encanta.
F: Por favor no deje nunca de hacerme estas cosas, esta vida me encanta.
A: No lo haré. Ves a un espejo, cuenta las chinchetas de las tetas.

-- (A: tetitas, correte.)
-- (T: Sí, me corro, me corroo. Amo, me encanta que me lo ordene de repente. Buff, tengo que irme, voy vestirme Amo.)
-- (A: Ok. Pasa un buen día.)

F: En una hay once en la otra siete. Estoy loca por usted, Amo.
A: Me hubiera gustado verlas, a ver si algún día. Te atreves con una foto.
F: Si Amo. Por favor, humílleme más.
A: Vamos a ver si está el vecino de ayer por ahí.
F: Voy Amo.
A: ¿Esta nuestro amigo?.
F: Si que está, Amo.
A: Lo de tu casa ¿Es ventana? ¿O cristalera de arriba a abajo?.
F: Cristalera de arriba abajo.
A: ¿Ya te ha visto el vecino?
F: Y tanto que me ha visto, se sacó la polla.
A: Ah, perfecto, empieza a pajearte.
F: Si Amo como mande. Me encanta esto, Amo. Quiero que mis vecinos sepan que soy una esclava.
A: Lo van a saber ahora mismo, trae al perro.
F: Ohhh, sí voy por él.
A: Ves tocándolo, que se empalme.
F: Ohhh dios como mande. ¿Me va usar con el perro delante de cualquiera que pueda mirarme?
A: Si.
F: Ohhh.
A: Quiero que vean lo cerda que eres.
F: Sí sí yo también quiero.
A: Tu degradación, en que te convierto...
F: Ya está casi dura, Amo.
A: ¿Conoces al vecino?
F: De vista solo. Y un hola y adiós.
A: Ok. Supongo que se está pajeando como un loco.
F: Sí Amo, lo hace.
A: Venga, que te monte el perro.
F: Voy Amo. ¿Puedo girarme y que el vecino me vea la cara? quiero mirarle mientras me usa el perro.
A: Primero que vea como te folla de verdad, luego puedes girarte.
F: Si Amooo. Ohhh. Me encanta la polla de este macho. Que velocidad, dios santo, sí.
F: Puedo girarme ya.
A: Si, gírate.
F: Sí me esta viendo. Me vuelvo loca. Se puso de pie, le veo la pollaaa, se la veo.
A: Sigue, y veras su corrida.
F: Mi perro me parte en dos.
A: Si, es lo que tienen los perros, son máquinas de follar. Cuando veas la leche del vecino puedes correrte.
F: Ohhh dios, se está corriendo en la ventana. Cuanta leche le saleee. Me corro, me corroo. Tome mis jugos.
A: Le has puesto muy caliente, le excitas, te desea.
F: Pues que venga aquí y me folle, yo me dejo, solo soy una puta.
F: Ohhh estoy abotonada. Me encanta ser así, nunca fui tan libre. Me meo encima jodeer.
A: Ya te follará. Ahora no, posiblemente no podría, se acaba de correr.
F: Dios como tira el cabrón del perro, me revienta de gusto.
A: Dilata el coño, que ya sale.
F: Tira tanto que me arrastra.
A: Me gusta esta parte, cuando el perro, tras follarte, te deja tirada, te ignora y se va a su rincón. Sin cariñitos, solo te ha usado como un trozo de carne.
F: Ohhh sí, eso también me gusta.
A: ¿El vecino aun mira?
F: Si.
F: Ohh dios ya me soltó, me encanta follar con perros, Amo.
A: En cuanto te suelte te pones de pie, cara a la ventana, abres las piernas, recoges el semen, te lo pasas por las tetas y lo que quede lo llevas a la boca y te lo comes.
F: Como mande.
A: Recoges, untas, comes, recoges, untas, comes.
F: Si Amo. Ufff, se la menea otra vez. ¡Que rico sabe!
A: ¿Se la has puesto dura tan pronto?.
F: No lo sé, solo se la menea. Me ha hecho una seña.
A: ¿Cuál?.
F: Que vaya.
A: No sé. Ir a casa de un desconocido...
F: Es un vecino.
A: Vale, además pueden tenerte controlada desde casa ¿No?.
F: Si Amo.
A: Ponte el abrigo y ves.
F: Voy Amo.
F: Ojalá pudiera ir desnuda.
A: Ya. Llevas el collar ¿No?
F: Si, nunca me lo quito.
A: En cuanto estés en la puerta, antes de entrar, llamas a alguien de casa y le das dirección y piso. Que él te oiga. Luego pasas.
F: Si Amo. ¿Está orgulloso de mí? ¿Soy buena esclava?
A: Si lo eres, te lo he dicho antes. Si no lo fueras no te tendría, no habría insistido varias veces, simplemente te habría repudiado.
F: Quiero que me mande hacer cosas que nadie haya hecho.
A: Bueno, eso sale como sale. Esto no lo había hecho nadie, por ejemplo.
F: Estoy en la puerta Amo.
A: Marca con el móvil, llamas y que te vea hablar con alguien.
F: Después le cuento como me fue.
A: No no. Yo estoy presente. Le dices "Mi Amo permite que me uses, me ha cedido un rato a ti ¿qué quieres hacer?". Y me vas contando.
F: Hola Amo. Su puta esclava preparada para ser usada.
A: Hola. Al final no me has contado nada.
F: Del sitio me fui, no me sentí segura, no llegué a entrar. Entiendo que me quiera castigar, lo aceptare de buen grado.
A: Ah. Si, pero no por eso. Nunca, entiende NUNCA te castigare por proteger tu seguridad.
F: ¿Y porque me va castigar?
A: Por haber cortado de golpe, por no haberme informado. Me dejaste con la palabra en la boca.
F: ¿Y cuál es el castigo Amo? Perdone a esta esclava, aprenderé modales.
A: Lo pensare luego, en frío. En caliente no debe castigarse nunca.
F: Entendido Amo.


Licencia de Creative Commons

Usando a mi perra es un relato escrito por Dark Black publicado el 20-05-2021 19:50:08 y bajo licencia de Creative Commons.

Ver todos los relatos de Dark Black

 

 

40 No me gusta0
PARTICIPA!! Escribe tu opinión

MÁS RELATOS

 Empezó como un juego
 Escrito por Nenapeke

 Tu sumisa esclava 4
 Escrito por Nenapeke

 Mi profesora particular
 Escrito por Slipper

 Ludo mentis
 Escrito por sumisso



   ACCESO USUARIOS

   
   
   
   BÚSQUEDA AVANZADA