Tiempo estimado de lectura de 3 a 4 minutos

En la playa
Escrito por Angelika Jones

Angélica para intentar arreglar la cabeza se va un día a andar por la costa. Esa calurosa mañana Angélica andaba por el paseo marítimo, alejándose cada vez más de la ciudad.

Al llevar unos pantalones cortos y un top palabra de honor no se había de preocupar de que le quedaran marcas. No le prestaba atención a los comentarios que escuchaba casi de forma continua.
—Buenos días, Angi.
Escuchó que decía una voz des del aparcamiento. Se giró y vio al creído de la oficina, la torre. Era muy alto, ella a su lado se consideraba una enana de 176 cm, tenía una cara bonita, todo y taparla con una barba, una voz recia y una mirada profunda. Delante de él se sentía inferior.
—Hola, Javier, no esperaba verte durante las vacaciones.
—A mí me ha sorprendido que vengas a esta playa nudista. —Ella se puso roja—. Si querías verme la polla, solo lo tenías que decir. —Saco paquete.
—Eres un cerdo —observó ella sin dejar de mirarle el paquete.
—Hacemos una tregua y nos olvidamos de las riñas de la oficina.
—No llevo bañador, no puedo ir.
—Buen intento, playa nudista.
—¿Quieres ver mis pechos?
Ante la pregunta, Javier calló y se la quedó mirando.
—No te pienso obligar a enseñarme nada. Es difícil hablar contigo, no te sabes relajar. —Ella lo escuchaba con una gran atención—. Estaré en la cala, si quieres ven y mi pareja te dejará un tanga.
Ella se quedó helada al verlo marchar, veía como se iba, se sentía mal y se puso a correr detrás de él.
—Javi, espérame —cuando escucho esas palabras una sonrisa se le dibujo y se giró.
Vió que corría en su dirección y que ella tropezó con una piedra, cayendo de rodillas.
—Estás preciosa arrodillada a mis pies. Separa los labios.
Angélica abrió la boca y el dedo índice de la mano derecha de Javier empezó a perfilar sus labios, ella notaba como el tanga se le humedecía.
—Eres un cerdo —le dijo mientras se ponía en pie.
—¿Por esto? Tendrías que entrar en la píara.
Ante estas palabras Angélica hizo cara rara.
—Vayamos dónde tienes las cosas.

Siguiéndolo observó como se dirigía a una rubia de gran pecho que estaba bajo el sol. Él se aproximó y se dieron un tremendo morreo. «¡Qué bestia! Me gustaría estar allí. ¿Cómo él o cómo ella? Yo no soy lesbina» pensó Angélica mientras los miraba y su tanga se mojaba.
—Cariño, pásale una toalla y la crema.
Al decir esto Javier se desnudó y ella le vio una polla enorme. Le costó poco descalzarse y bajarse los pantalones. Se alegró de no tener pelo, era como esa diosa tumbada al sol.
—Sacaté el jersey, así evitarás marcas. Por cierto, al tener el tanga húmedo se te marca todo.
—Y a ti al mirarme se te pone dura.
—Angi, cariño, estás buena, pero no eres mi tipo.
Enfadada se quitó el jersey y empezó a masajearse los pechos con la crema. Le sabía mal que Javier no la mirara.
Para llamarle la atención se quitó el tanga, tirándolo cerca de él. Se puso crema en la zona de la vagina y la esparció por los labios.
—Estás dando un espectáculo, zorra.
De las palabras de Javi ella se alegró porqué la miraba y se introdujo un dedo en el coño.
—Gírate, que te pondré crema en la espalda. Las manos debajo de la cabeza.
Ella se giró y notó como Javi la aprisionaba con las piernas.
—Fueras mía y te habría...

—Soy mía. Me da miedo tu forma de pensar.
Javi le tiró la fría crema en la espalda, la repartió con un agradable masaje y se entretuvo a perfilar el ano.
—¿Tardarás mucho en introducir un dedo? —Él sonrió—. Eres un idiota.
Javi al estar arriba le empezó a tocar los pechos.
—Si fueras mía te pondría una cola de zorra en el ano y pasaríamos hasta el hotel. Allí te pondría a cuatro pasas y tú me lo agradecerías, zorra. Sé que te mueres de ganas de entregarte, te espero en la habitación 621 bis.

En el hotel

En la terraza

Regresando a la habitación

María entra


Licencia de Creative Commons

En la playa es un relato escrito por Angelika Jones publicado el 10-08-2020 17:41:31 y bajo licencia de Creative Commons.

Ver todos los relatos de Angelika Jones

 

 

23 No me gusta0
Comentarios  
Angelika2
+12 #6 Angelika2 23-08-2020 13:08
Pregúntale a Google
Angelika2
+10 #5 Angelika2 23-08-2020 13:07
8) 50-50
De todo un poco
Anonimo
+12 #4 Anonimo 12-08-2020 05:11
Me ha gustado leerlo
Rosanna
+14 #3 Rosanna 11-08-2020 15:37
Una duda, ¿la protagonista es la que escribe y lo hace porque lo ha vivido?
Spider
+9 #2 Spider 11-08-2020 04:15
Vaya con la Angélica que bien se lo pasa. Puntuación alta por cómo detalla la historia
Ricardo
+10 #1 Ricardo 10-08-2020 22:56
Donde está esa playa que voy. Me ha gustado el artículo
PARTICIPA!! Escribe tu opinión

MÁS RELATOS

 Traicionado y esclavizado 3
 Escrito por Jorge Jog

 3 de Diciembre (22 días para Navidad)
 Escrito por Pandora

 Regresando a la habitación
 Escrito por Angelika Jones

 Culos enrojecidos
 Escrito por Erothica90



   ACCESO USUARIOS

   
   
   
   BÚSQUEDA AVANZADA