Entrevista al Sr Interior, Instructor de Shibari

Realizada por Pandora el 31-07-2021 19:01:00

Sr. Interior es conocido por su gusto hacia el arte o técnica Shibari, y además, desde 2005 organiza diferentes eventos que están relacionados con el tema: cursos, seminarios y clases particulares manteniendo siempre el carácter formativo. Otros son los espectáculos, encuentros y eventos lúdicos, ya que está muy implicado con la cultura kinbaku.

Eres de España y en concreto de la zona de Gijón, y en ocasiones has hecho referencia a tu pasión por el arte y la vida al estilo japonés, ¿es por eso que vive en un pueblo pequeño? ¿Cree que eso ha podido repercutir en su vida personal de alguna forma, sobre todo a la hora de mantener relaciones?

Aunque la cultura japonesa me gusta mucho, no está en primer lugar dentro de mis motivaciones ni tiene tanto peso en la toma de decisiones ... realmente, mi estilo de vida actual está mucho mas cercano al de "redneck" americano.

Salvo algunos periodos en mi juventud en los que viví en diferentes ciudades, toda mi vida esta vinculada al entorno rural. Por lo que no es algo que venga dado por otras aficiones posteriores, mas bien es al contrario, creo que mi gusto por lo rural me llevó a apreciar la cultura japonesa o tomar muchas otras decisiones en mi vida.

Es un gran amante del arte o técnica del Shibari, se podría decir que ha calado profundo dentro de usted, y es por eso que nos gustaría saber, ¿cómo descubrió esto? ¿Lo aprendió usted sólo o fue guiado por algún tipo de tutor?

Llegué al shibari como la mayor parte de la gente; viendo porno. Encontré una serie de imágenes que llamaron mi atención y me parecieron una forma interesante de expresar el erotismo.

El paso para dejar de ser espectador y "meterme en el shibari" fue totalmente casual, por una apuesta con una amiga... de eso hace ya unos 20 años ...

Desde entonces hasta nuestros días hay un largo recorrido. Muchas horas de práctica, pero sobre todo mucha formación con maestros. La única forma real de aprender y entender la técnica del shibari.

Durante la primera época en Europa era prácticamente imposible encontrar formación, y viajar a Japón no era una opción . Así que durante mis primeros años en el shibari tiré de lo que tenía a mano; vídeos, libros, internet y desplazamientos a los pocos talleres que se organizaban.

Visto ahora, con perspectiva, fue una basura de formación. Pero nos parecía lo mas de lo mas y nos creíamos unos privilegiados. Pero realmente se estaban sentando unas bases muy defectuosas que derivaron en muchos abusos, accidentes y malas interpretaciones del shibari que se siguen perpetuando hoy en día.

A partir del año 2000 la presencia de atadores japoneses en Europa se hizo mas común, con lo que fue posible acceder a formación de primera mano. Fue entonces cuando la visión del shibari cambió y las cosas empezaban a encajar.

Años después conocí a Yagami Ren. Ambos tenemos una visión muy similar del shibari y coincidimos en muchas otras cosas. Así que empecé a tomar clases con él. Casi al mismo tiempo Yagami Ren comenzó a dar forma a su estilo y metodología, su Ryu. Del que ahora formo parte como instructor certificado .

Tras una pequeña investigación, descubrimos su página web, en la cual ofrece varios cursos sobre este arte o técnica, ¿ha dedicado su vida por completo al Shibari o tiene algún otro tipo de trabajo?

No dedico mi vida por completo a nada :) , desde simpre procuro tener varias actividades profesionales (entendido esto como fuentes de ingresos) y el shibari es una de ellas.

Para llegar hasta donde ha llegado, habrá tenido que recorrer un largo camino, ¿ha sido difícil?

Sí es cierto que para poder "profesionalizarse" en el shibari hay que dedicar el mismo esfuerzo, tiempo y dinero que para hacerlo en cualquier otra actividad. Puede requerirse menos inversión en herramienta que para, por ejemplo, la carpintería, pero la formación es mucho mas cara y lenta.

Además, ha llegado a ser una persona bastante influyente dentro de este ámbito, ¿en algún momento buscó la fama o simplemente es algo que ha llegado con el tiempo?

Dedicar mas tiempo o esfuerzo a una u otra activad profesional tiene mas que ver con la situación del "mercado" que con otras cosas, aunque con los años tengo mas o menos ajustados los tiempos y la estacionalidad de cada una de las actividades que mantengo con lo que es relativamente fácil compaginarlas.
Realmente nunca busqué la fama, supongo que llega por mantener una presencia continuada durante tantos años (mas de 20) en la "escena shibari". Y con las redes sociales y la posibilidad de utlizarlas para promocionarme profesionalmente la imagen pública se hace más notoria.

Muchos de sus cursos son de forma presencial, y hace poco hemos pasado
una pandemia donde todos hemos estado encerrados, ¿eso ha afectado mucho
a su negocio? ¿Cómo ha hecho para sobrevivir a la crisis? Y en cuanto a atender a sus alumnos, ¿ha notado una gran diferencia?

Con las restricciones impuestas por la clase política durante el último año todo se puso patas arriba. El shibari no se escapa. Se trata de una actividad eminentemente presencial, donde el contacto físico es fundamental, por lo que todo se vió muy afectado.

Durante algo mas de un año limité todo tipo de sesiones (privadas, fotografía, etc.) a lo que llamaron "burbuja personal". Mi salud es "delicada" y no tengo intención de exponerme a riesgos innecesarios.

En cuanto a la formación, si que se vio muy afectada por las restricciones del gobierno. La mayor parte de los alumnos que acuden a clases proceden de otras provincias. Así que ante la imposibilidad de mantener la formación presencial opté por desarrollar una plataforma de formación online.

Llevarla a la práctica fue mucho más complicado de lo que parecía. Una vez me puse a ello vi que no es tan simple como "grabar una clase". Hay que adaptar la metodología pedagógica, definir qué materias se pueden enseñar con seguridad y cuales no. Solucionar cuestiones técnicas y darse cuenta que preparar, grabar y editar una clase online lleva muchísimo más tiempo que prepara e impartir una clase presencial.

Después de un año no tengo duda de que la formación online vino para quedarse. Como complemento a la formación presencial, que considero imprescindible en una técnica como el shibari. Pero es una gran herramienta y me parece una gran oportunidad de hacer que la formación en Shibari sea accesible para muchas mas personas independientemente de donde residas.

Algo que como comentaba la principio de la entrevista, cuando empecé era insoñable.

Hay tendencias a pensar que el Shibari es una forma más de bdsm, pero usted deja claro que es un arte independiente, aunque se puede utilizar dentro de ello. ¿Qué es lo que siente al practicar este arte? ¿Qué le evoca?

Ciertamente el shibari NO es BDSM. Explicar esto en corto es dar una respuesta limitada, pero a grandes rasgos la diferencia radica en la forma de asimetría. En el shibari siempre ha de haber dos personas que estén en el mismo plano. Al mismo tiempo, y por las características de las técnicas empleadas y la forma de aplicarlas muchos conceptos propios y fundamentales del BDSM no se pueden aplicar de forma directa.

Esto no quita que dentro de una interacción BDSM no se puedan incluir shibari, al igual que se puede incluir o no el coito, o cualquier otra técnica. Pero shibari en si NO es BDSM

Un desarrollo más profundo de esta idea analiza conceptos como consenso, etc., y suele ser fuente de discusiones bizantinas entretenidas pero interminables. Lo importante a mí entender es que integrar shibari y BDSM en un mismo concepto implica unos riesgos muy elevados de abuso y que deben tenerse muchos conceptos claros antes de proceder a esa combinación.

¿Qué se siente? Bueno cada persona sentirá algo diferente supongo jajaja ...

En el enfoque que le doy, como una técnica erótica, lo que debería conseguirse es satisfacción del deseo (erótico) y debería evitarse caer en la complacencia, algo que sería indicativo de estar en un riesgo de abuso. Confundir emociones y basar el shibari en amor en lugar de en deseo es muy peligroso.

Por último, ¿alguna vez ha pensado en retirarse?

En cuanto a si me planteo retirarme. Bueno, los años pasan y está claro que en algún momento mi presencia pública cambiará, bien sea por mi condición física, por necesidad de descanso, o por tener en el futuro otros intereses. Pero por el momento es algo que no me planteo, está demasiado integrado en mi vida y sigue ofreciéndome novedades y descubrimientos cada día.

Pues muchas gracias por esta entrevista que nos ha concedido, y esperamos que le vaya bien en todo.
A nuestros lectores, esperamos que no se pierdan nuestras novedades en la web. Gracias a todos por seguirnos.



42 No me gusta0