Tiempo estimado de lectura de 6 a 8 minutos

Amo Joven (2)
Escrito por eliregina

Mi Amo se acostó confortablemente en mi cama y a mi me ordenó dormir desnuda como estaba y a sus pies sobre la cama ( por suerte no fue en el suelo)

Se durmió enseguida. Lo miré durante un buen tiempo, sin dar crédito a todo lo ocurrido en las últimas horas y pensando en los cambios que tendría en mi vida.
A pesar de los dolores en todo el cuerpo y de la incertidumbre que sentía, caí en un sueño profundo, exhausta.

Me despertó el sol en la cara y con sorpresa vi que estaba sola y cubierta con una suave manta.
Los dolores me atenazaron y despacio me levanté.

Caminé hasta el baño y cuando me vi en el espejo me espanté. Marcas y moretones por todos lados, las tetas y pezones morados y mi cara con las huellas de las bofetadas.

Me duché con agua fresca y abundante jabón y me sentí un poco mejor.

Al mirarme nuevamente me vino un sentimiento de orgullo por llevar las marcas de mi Amo, pero al pensar en sus 20 años me invadió la incertidumbre. Habrá cambiado de opinión? Es tan joven…y tan lindo…

Fui a preparar mi desayuno.
Encontré una esquela “ mira el vídeo que dejé en tu cel”

Mientras desayunaba lo miré.
“ Buen día esclava. Estoy muy complacido por tu conducta de ayer.
Como premio te dejé dormir.
Cuando regrese quiero encontrarte vestida sólo con un delantal de ama de casa.
Prohibido tomar analgésicos. El dolor forma parte de tu aprendizaje
y aprenderás a encontrar placer en él.
Prohibido enviarme mensajes o llamarme, a no ser en caso de urgencia.
No puedes salir más allá del jardín .
Elige un lugar que te guste para ubicar una caseta de perro grande”.

Cumplí estrictamente las órdenes del niñato devenido en mi Amo. Pasé el día caliente, pensando en él y deseando su regreso.

Cuando llegó no supe exactamente qué hacer, así que permanecí atenta.
Me tomó en sus brazos y me comió la boca con un beso muy caliente.

“Cuando yo llegue, me recibirás primero besando mis pies y después mi boca.
Tendrás mi baño pronto, la mesa puesta para uno, me servirás la cena y te irás a tu lugar que es la cocina. Yo te iré indicando cada día cómo y dónde comerás.”

Cumplido todo esto, yo esperando en la cocina nerviosa, y él demoró un largo rato en aparecer.
Me llamó desde el salón:
” esclava, ven para aquí desnuda”

Me paré frente a él y se dedicó a mirar mi cuerpo cubierto de marcas y mis tetas moradas, con los pezones machucados.
Con el celular me tomó varias fotos en diferentes posiciones sin ocultar mi cara.

“ Hoy te voy a azotar el coño para hincharlo y aumentar tu placer cuando te lo folle. Si lloras y suplicas por tu dolor, me darás más placer. Entiendes perra? Y me tienes que agradecer o te dejo sin orgasmos “

“ Si Amo, si, por favor azótame, seré agradecida y obediente “

“ Bien, puta.

Pero antes vamos a solucionar la parte financiera, dijo el Amo muy seguro, abriendo mi laptop. Quiero que me des acceso a tus cuentas bancarias, a todo el dinero y propiedades que tienes. Una esclava no necesita dinero propio ni nada privado. Si no aceptas, terminamos todo.”

Sin objetar y casi sin pensar, cumplí y en unos minutos vi cómo mis cuentas quedaron en cero y desaparecieron, porque las cerró después de transferirse mi dinero.
También se apropió de mis tarjetas.

Después me hizo redactar una carta de renuncia indeclinable a mi trabajo, por motivos personales y llamar a mi abogado para que fuera preparando la documentación de esta casa y de la que tengo en una playa para transferirlas a su nombre.
También tuve que solicitarle un poder general para cobrar mis rentas mensuales a su nombre y para todo lo que pudiese surgir en relación conmigo.
En concreto, en poco tiempo, me despojó de todos mis bienes y hasta de mi capacidad de decidir.

“Muy bien, ahora que no posees nada, dependes por completo de mi voluntad.
Tu única preocupación en la vida es ser cada día mejor esclava para darme placer y disfrutar de ser mi propiedad.
Eres afortunada, porque te impondré castigos severos que te ayudarán a crecer en la esclavitud”

“ Si Amo, eres el mejor “
“ El mejor? Acaso tuviste otro Amo?
No Amo, eres el único en mi vida”

“Debes aprender a pensar antes de hablar y yo te voy a enseñar.”

Me hizo arrodillar durante una hora sobre una mezcla de trozos de sal y de arroz, con los brazos estirados, sosteniendo en cada mano un paquete de 1 kilo. Fue difícil. Dolor y después ardor en las rodillas. Pero pude aguantar.

Cuando finalizó el castigo le agradecí por su paciencia conmigo y tuve que anotar en un cuaderno “PROMETO NO HABLAR SIN ANTES PENSAR” ( el nene puso un cuaderno en el que yo iría anotando diariamente fecha y todo lo aprendido y debería leerlo con frecuencia. Resultó que esas lecturas “ didácticas” me ponen a mil)
Limpió mis rodillas con suavidad y después me colocó una pomada curativa, de mi botiquín.
“No quiero que se estropeen por tus desobediencias. Son lindas y atractivas “

“Otro asunto importante esclava:
Cuando estemos con otras personas nos presentaremos como pareja. Entendido?
La gente es entrometida y pregunta.
Nunca diremos que somos Amo y esclava ni tampoco amigos. Novios o pareja, y que piensen lo que quieran.

Sabes que el próximo sábado es el cumpleaños de mamá. Por lo tanto iremos a casa de mis padres el viernes para regresar el lunes. Prepárate bien guapa.”

“Amo, puedo hablar? Antes pensaré Amo para no molestarte.”
“Si, habla ya”
“Yo tengo que ir? Hace tiempo que no voy y en esta situación me pongo muy nerviosa”

“Vamos como pareja y no debe importarnos lo que piense nadie de mi familia. Te conocen bien, saben que eres una buena persona y ahí queda todo” Si no te aceptan como mi mujer, problema de ellos “

“ Amo, tengo 28 años más que tu. Te tuve en brazos cuando eras bebé y hasta cambiaba tus pañales a veces! Crees que van a aceptar nuestra relación? “

“ No se y no me importa!
Me calienta pensar que me cambiaste los pañales y que me acunabas en tus brazos, seguramente contra esas hermosas tetas ahora cubiertas de los moretones que te dejé “

Me ordenó sentarme en su falda y me acunó con sus fuertes brazos. Siento que lo amo y me atrevo a besarlo con el alma en ese beso.

“ Seguro cuando me tenías en tus brazos, esclava, yo haría esto “

Y comenzó a chupar mis pezones, intercalando con suaves mordiscos que se fueron haciendo más fuertes.
Están muyyyy sensibles y machucados. Siento el clítoris latiendo y me voy mojando hasta que mis fluidos llegan a mojar su pantalón.
Así, sentada desnuda en sus piernas, baja una mano y comienza a escarbar mi culo y con otros dedos llega a mi clítoris. Sigue mordiendo y chupando mis pezones, provocando un incendio en mis entrañas que estallan en un ruidoso orgasmo. No puedo ni quiero evitar mis gemidos y súplicas para que siga.
Me bajó y quedé de rodillas frente a él, temblando aún por la corrida.
“ Ya sabes que hacer, puta”

Abro su bragueta y sale su verga erecta.

Saco también sus bolas y comienzo a lamerlas y chuparlas, con mis manos atrás. No las utilizo a no ser que lo ordene.
Toma con las suyas mi cabeza e inserta sin consideración su verga en mi boca, que lo recibe ávida.
Llega a mi garganta y comienza un ritmo rápido, que me raspa y provoca arcadas.
Me aplasta la nariz contra su pubis dejándome sin aire y la verga entra cada vez más adentro ocupando todo el lugar, trato de respirar cuando la retira para empujar más fuerte aún. Estoy atragantada, no puedo más y me entrego a lo que ocurra.

Se corre, me llena de semen, vomito, trago, la cabeza se me pierde y dejo de pensar.
Sólo siento el pacer de mi Amo que gime, se tensa, siento los espasmos que lo recorren mientras me aprieta más la cabeza.
Cuando recuperé la conciencia estaba acostada a los pies del Amo con la cabeza de costado. Escurrían de mi boca hacia el suelo, semen y vómito mezclados.
El Amo me miraba con atención, despatarrado en el sillón con sus bolas y verga sucias por lo que no pude tragar.
Sentí vergüenza; una mujer grande como yo no pude satisfacer a un jovencito que conozco desde que nació.
Respiré hondo y me puse de rodillas sobre mi propia suciedad. Esperando órdenes.

Y la orden no se hizo esperar.

Ir a lavar bien mi boca y regresar a arrodillarme sobre mi suciedad, para limpiar con mi lengua sus bolas y verga. Sentí asco pero quiero ser una buena esclava y lamí con cuidado, evitando las arcadas . Finalmente tuve éxito y el Amo descansó.
Yo limpié el piso lamiendo ( eso fue asqueroso) y después lo lavé adecuadamente.

Extenuada. El Amo me ordenó ducharme y regresar desnuda.

Cuando regresé, se había dormido, así que me instalé a sus pies y me dormí también un rato.
Me despertó y me preguntó si quería decir algo.
Humildemente pedí perdón por el vómito, no pude controlarlo y no estuve a la altura de sus necesidades. Merezco ser castigada.

Me tomó la cara (ahora limpia) y me besó con suavidad los labios.

“No te voy a castigar esclava, pero tienes que aprender a tragar todo sin dejar escapar ni una gota. Me gusta hundirme en tu boca y llenarte de leche en lo profundo de tu garganta. Te voy a enseñar a practicar.
Y si me vuelves a vomitar, entonces te castigaré.
Tienes que aprender a hacer excelentes mamadas, aflojar tu garganta y administrar el aire, porque siempre te lo voy a cortar al límite. Hasta tu respiración me pertenece. Quiero todo de ti, perra.”

Un rato después apareció con un consolador del tamaño de su verga erecta. No necesité mucha explicación. Es mi instrumento de práctica.

Y les aseguro, estimados lectores, que practico con responsabilidad, varias veces al día, cuando estoy sola. Lo peor, que vomito con frecuencia, casi no lo tolero, pero insisto para no decepcionar al Amo y me deje por alguna jovencita.
En breve les contaré cómo nos fue en la visita a sus padres y familia.
Ustedes qué piensan? Me aceptarán porque me conocen bien o la diferencia de edad jugará en mi contra?

Más tarde, después de cenar, él en la mesa del salón y yo sus sobras, en la cocina, me dijo “ ahora lo prometido, perra “.
Fuimos al que era mi dormitorio.

Me tiró sobre la cama de espaldas, me separó las piernas y las ató de forma que no podía moverlas. También me ató las manos hacia atrás.

Tomó varias fotos, en las que se veía muy bien mi depilado coño y me lo acarició abriéndolo. Me vendó los ojos, diciendo que, al anular un sentido, los otros se aguzan.

“ Ahora, esclava, lo voy a hinchar y colorear.
Pasó la fusta varias veces y de pronto descargó un golpe que me hizo tensar todo mi cuerpo.

”No perra, debes aprender a mantenerte relajada para disfrutar más del dolor y sentir placer.”

Los azotes llegaban sin ritmo y con diferentes fuerzas, pero el dolor iba en aumento.

Cambió la fusta por un objeto más duro y comencé a suplicar piedad entre el llanto y los esfuerzos por moverme para evitar esos golpes. Nunca, nadie, me había golpeado el coño.

El Amo dijo “recuerda que me calientas más cuando lloras y suplicas. Estás hermosa con el color rojo y esas pequeñas gotas de sangre que me enloquecen brotando en tu coño”

Me atreví a replicarle “ porque no son tus bolas, niño” le grité loca de dolor. “ “Esto duele demasiado , basta, me estás lastimando mucho, para hijo de puta”

Los azotes cesaron, me quitó la venda de los ojos y yo seguí llorando, porque además me di cuenta de los insultos que proferí en mi desesperación.

Me miró largamente, de un empujón me tiró al suelo, me amordazó, vendó los ojos nuevamente y supe que se duchó y me abandonó por los sonidos. Inmovilizada, amordazada , en el suelo, sin poder ver y con mi coño ardiendo y caliente.

Arrepentida. Muy arrepentida. Y muy asustada. Comprendí que esto es mi castigo por atrevida e insultarlo.
Debo aprender a respetar a mi joven Amo.
Por favor, que regrese; que no me abandone.


Licencia de Creative Commons

Amo Joven (2) es un relato escrito por eliregina publicado el 21-07-2022 08:40:38 y bajo licencia de Creative Commons.

Ver todos los relatos de eliregina

 

 

34 No me gusta0
PARTICIPA!! Escribe tu opinión

MÁS RELATOS

 Aventura 3: Mi primera experiencia lésbica continua…
 Escrito por Celeste Corrales

 la joven esclava 2
 Escrito por joaquín

 La vaca puta
 Escrito por Pandora

 Aventura 2: Primera Experiencia Lésbica
 Escrito por Celeste Corrales



   ACCESO USUARIOS

   
   
   
   BÚSQUEDA AVANZADA